Reaccionar a la guerra para reducir su impacto

Posted on 1 marzo, 2022

Hablaba hace unas semanas en un articulo de que solo faltaba que vinieran los extraterrestres este año, y parece que vamos por ese camino. La guerra Rusia-Ucrania nos ha golpeado en el peor momento. Salíamos de la 6ª ola del Covid, finalizando los Ertes, vuelven las ferias presenciales, se había apagado el volcán de La Palma,… en resumen con una situación “casi” pre-pandemia. Y ahora nos toca de nuevo Reaccionar a la guerra para reducir su impacto en nuestra cuenta de resultados.

Sobra decir que estoy en contra de todo tipo de enfrentamiento armado, y más si como estamos viendo hay perdidas humanas; solo ha beneficiado a los productores/comercializadores de gas, petróleo, aluminio, oro, … (casualmente uno de los implicados en el conflicto y sus países aliados).

Centrándonos en la parte empresarial de este blog y no en la emocional, he de recordaros que venimos de cerrar un mes con un ipc del 7,4%, que es un disparate, y las previsiones a corto no son buenas. Una subida de gas, petróleo, implica una subida automática en todas las materias primas y transporte, que teniendo en cuenta los % que estamos hablando, no se pueden absorber con nuestros márgenes. Debiendo repercutirlos al precio, es decir, a los de siempre, a los consumidores finales.

Además de unas tarifas de precios intocables que hace que se estanquen las ventas a nuestros clientes, hemos de asimilar que hay mercados que se nos han caído sin haber hecho nosotros absolutamente nada, y ahora tenemos que recomponer la estrategia para que los números nos salgan de nuevo.

Qué Hacemos?

Tenemos que analizar que países pueden tener mayor potencial de compra, teniendo en cuenta las sanciones que se están poniendo a Rusia y a sus países afines, para evitar perder tiempo y dinero en estos mercados en el corto plazo, y destinar esos esfuerzos a mercados que se vean beneficiados de esas acciones.

Tenemos que redibujar nuestro plan estratégico porque no podremos desarrollar acciones comerciales en los países afectados, y debemos replantear esos recursos para tratar de incrementar ventas en otros mercados en los que tenemos presencia, así como plantearnos nuevos mercados que suplan la caída de ventas en los afectados.

Debemos plantearnos a Medio Plazo estrategias productivas más eficientes, tanto en el consumo de energía como en las mermas o residuos en la producción. Así como una mejor política de compras, que planifique las compras para evitar roturas de stock y unos mejores precios. Con un objetivo, la contención de precios, que favorezca las ventas ha nuestros clientes.

Me gustaría terminar con una frase de Erich Hartman añadiendo una pequeña coletilla:

“La guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí, por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero no se matan, se enriquecen”.

Fuente imagen: Freepik


No Replies to "Reaccionar a la guerra para reducir su impacto"


    Got something to say?

    Some html is OK

    veinte − diez =